Visitar el Dakota Building cerca de Central Park, Nueva York

Edificio Dakota, la mansión de John Lennon

La historia del Edificio Dakota y algunas curiosidades

La construcción del edificio Dakota, encargado al famoso arquitecto Henry Hardenbergh, que ya había diseñado el Waldorf Astoria, comenzó en 1880.

El origen de su nombre ‘El Dakota’ es incierto aunque existen dos hipótesis más acreditadas. La primera es atribuible a que hasta el siglo XIX, el Upper West Side, la zona en la que se encuentra, estaba escasamente habitada y, por tanto, podía considerarse como el territorio desértico de los Dakota.

La segunda, mucho más probable, se deriva del hecho de que el nombre se lo asignó su dueño, Edward Clark, quien amaba mucho a los estados del oeste. Lo cierto es el friso que representa a un indio dakota, se puede ver desde la calle 72.

La peculiaridad de este edificio viene dada por una planta cuadrada libre en todos sus lados y orientada entre la calle 72 y Central Park West.

De diez plantas de altura y color ocre, destaca por sus singulares cúspides, hornacinas y numerosas balaustradas de las que sobresalen decoraciones de hierro forjado que confieren al edificio un particular estilo severo donde se aprecian personajes típicos del neogótico de mediados del siglo XIX.

El Edificio Dakota es una de las residencias más misteriosas y exclusivas de toda Manhattan. De hecho son muchas las historias de avistamientos de fantasmas que se cuentan y muchas historias que se entrelazan sobre su sólida exclusividad.

El asesinato de John Lennon y los fantasmas

El edificio Dakota está ubicado en la intersección de 72nd Street y Central Park West
El edificio Dakota está ubicado en la intersección de 72nd Street y Central Park West

Justo frente a la entrada de The Dakota, John Lennon fue asesinado en 1980, exactamente siete años después de que el ex Beatles se fue a vivir allí con Yoko Ono, quien aún reside en esa casa.

Y es precisamente la viuda que asegura haber visto al fantasma de Lennon sentado frente a su piano blanco quien, dirigiéndose a su mujer, le habría dicho “no tengas miedo, yo sigo contigo”. Pero incluso Lennon había visto el fantasma de una mujer deambulando por los pasillos del edificio algún tiempo antes.

Otra característica de The Dakota es que no tenía escaleras de incendios, lo que era raro en los edificios urbanos de la época, pero estaba equipado con capas de suelo ignífugas y absorbentes del sonido.

El fundador de The Dakota, Edward Clark, propietario de la Singer Sewing Machine Co (propietaria de la famosa empresa de máquinas de coser del mismo nombre, Singer), invirtió en su momento un millón de dólares para asegurar apartamentos de lujo a sesenta familias adineradas que querían vivir en una residencia exclusiva en el centro de Nueva York.

Inquilinos famosos del edificio Dakota

Entre ellos, la familia Steinway, propietaria de la casa de pianos homónima; el famoso compositor Tchaikovsky; la famosa actriz Lauren Bacall, propietaria de un apartamento de nueve habitaciones en el que vivió durante más de medio siglo y que recientemente vendió por 23,5 millones de dólares; Bono de U2, Rex Reed, Jack Palance, Lillian Gish, Boris Karloff y muchos más.

Ten en cuenta el hecho de que para ser residente, es necesario pasar bajo el consentimiento del consejo de The Dakota (una especie de condominio) que ha rechazado a personas como Melanie Griffith y Antonio Banderas, Cher, Billy Joel, Madonna, Carly Simon , Alex Rodríguez, Judd Apatow y Tea Leoni.

Obviamente hay muchas leyendas que animan la fama de este edificio, como por ej. el que dice que hay $30,000 enterrados bajo el piso del apartamento de Lennon; o que las calderas del edificio sean capaces de calentar todos los edificios dentro de un radio de cuatro cuadras, y así sucesivamente.

Sin embargo, lo único que les queda a los viajeros es la posibilidad de hacerse una bonita foto frente a la puerta vigilada del Dakota y poder afirmar que al menos han pasado por delante.

Mapa: qué ver cerca

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *