Catedral de San Juan el Divino, Nueva York

Visitar la catedral San Juan el Divino, Nueva York

La Catedral de San Juan el Divino es la iglesia madre de la Diócesis Episcopal de Nueva York, así como la sede oficial del Obispo de Nueva York. La construcción de la Catedral comenzó hace más de 120 años, en 1892, pero hoy en día sigue siendo una obra inconclusa.

A pesar de esto, es una de las catedrales más grandes del mundo y es considerada un hito del mundo anglicano en los Estados Unidos.

En una metrópolis como la Gran Manzana, dominada por los inmensos rascacielos de Manhattan, la Catedral de San Juan el Divino impresiona por su grandeza arquitectónica y con sus torres de 70 metros de altura domina el panorama de la Avenida Amsterdam.

También por este motivo, la Catedral de San Juan el Divino es considerada el referente histórico y cultural del distrito de Morningside Heights.

Breve historia de la Catedral

La idea de construir una catedral episcopal en la ciudad de Nueva York fue lanzada allá por 1828 por el obispo John Henry Hobart. En 1887, gracias al entonces obispo Henry Codman Potter, se adquirió un terreno de 13 acres conocido como Morningside Heights.

La primera piedra fue colocada por Henry Codman Potter el 27 de diciembre de 1892 e inmediatamente después comenzaron las excavaciones para la construcción de la Catedral.

La primera fase de las obras se encargó a los arquitectos George Lewis Heins y Christopher Grant LaFarge, quienes diseñaron la estructura en estilo románico-bizantino, incluyendo siete capillas absidales en el diseño.

La segunda fase de la construcción de la Catedral se inició en 1911 y lleva la firma de Ralph Adams Cram, quien diseñó la nave central en estilo neogótico y creó un gran rosetón central de claro origen medieval que se compone de imágenes y figuras en estilo moderno y art deco.

La Catedral de San Juan el Divino fue consagrada el 30 de noviembre de 1941, pero una semana después su construcción se detuvo debido a los ataques de Pearl Harbor que llevaron a Estados Unidos a la Segunda Guerra Mundial.

La tercera fase de las obras se inició en 1979 y condujo a la construcción del campanario sur y las esculturas de la fachada central de la Catedral.

Porque visitarla

Interior de la Catedral de San Juan el Divino, Nueva York
Interior de la Catedral de San Juan el Divino, Nueva York

Por su complejidad y tamaño, la Catedral de San Juan el Divino es considerada como un verdadero milagro de la ingeniería humana.

Las continuas interrupciones de las obras de la Catedral han hecho que hoy sea posible admirar una serie de elementos decorativos que fueron realizados según diferentes estilos arquitectónicos.

Tanto en el exterior como en el interior de la Catedral, el visitante queda abrumado por la maravillosa combinación que logran transmitir los detalles en estilo románico, bizantino y neogótico.

La Catedral fue diseñada siguiendo las antiguas tradiciones medievales, y de hecho su huella en el suelo recuerda la forma de una cruz romana.

La fachada central está presidida por una imponente puerta de bronce, conocida como «Portal del Paraíso», sobre la que se encuentran grabados una serie de bajorrelieves.

Tras haber atravesado la puerta de entrada, te encuentras frente a la nave central delimitada por una serie de columnas románicas, mientras que en el techo se pueden admirar las bóvedas de estilo neogótico.

Las paredes de la Catedral están decoradas con vidrieras de colores brillantes, cada una de las cuales, de arriba a abajo, representa una progresión simbólica que va desde el nivel humano hasta lo sagrado y lo divino. En el ábside de la Catedral hay siete capillas en las que se guardan las reliquias de los obispos de Nueva York.

La Catedral de San Juan el Divino es también muy interesante desde el punto de vista del simbolismo, y en su interior se pueden ver varias referencias a San Juan el Divino, el Santo al que está dedicada la Catedral, autor del Libro del Apocalipsis en el que se el símbolo más importante es el número siete.

De hecho, en la Catedral se repite constantemente el número siete, no sólo para las siete capillas, sino también para los siete candelabros que se elevan sobre el altar mayor.

Dónde está y cómo llegar

La Catedral de San Juan el Divino está ubicada en 1047 Amsterdam Avenue, frente a la intersección con 112th Street, en el vecindario Morningside Heights de Uptown Manhattan.

La forma más fácil de llegar a la Catedral es tomar el metro y bajarse en una de las dos paradas ubicadas cerca del edificio.

Para llegar a la Catedral de San Juan el Divino, puedes usar las líneas de metro 1, A, B o C y debes bajarte en la parada de Cathedral Parkway en 110th Street.

También se puede llegar a la catedral en autobús, usando las líneas M4 y M11 que tienen varias paradas cerca de la catedral.

Horarios de visita

La Catedral de San Juan el Divino está abierta de 7:30 a 18 (6pm) todos los días de la semana excepto los domingos, que el acceso está restringido de 13 a 15 (1-3 pm).

Los jardines de la Catedral, por su parte, permanecen abiertos todos los días desde el amanecer hasta el atardecer.

Mapa: qué ver cerca

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *